Viejo amigo

Hoy te he perdonado. Sé que no querías hacerme daño y probablemente no sepas que yo sé lo que me hiciste. Sé que no tenías malas intenciones y que no lo has vuelto a hacer. Al menos a mí no.

Me hiciste daño. Mucho daño. Aquello caló a lo más profundo de mi ser y me destruyó por dentro sin yo saberlo. Vivía feliz en mi ignorancia pero había una herida en mi pecho que poco a poco se abría. No sabía lo que era, pero un día desperté del sueño en el que estaba sumida.

Grité pidiendo ayuda pero el mundo me ignoró. Me ignoró por mucho tiempo. Hasta que un día vino alguien a cuidar de mí. Me sanó la herida que cerró, dejando una horrible cicatriz. Una cicatriz que me recuerda lo que hiciste.

Hoy te he perdonado. Sé que no querías hacerme daño y probablemente no sepas que yo sé lo que me hiciste.

Solo te pido una cosa. No lo vuelvas a hacer.

Nunca.

A nadie.

 

~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~

Photo by Nate Mueller (LINK)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s